¡INCREÍBLE! Guerra en El Baño de Motatán entre comunidad y delincuentes

Comunidad de El Baño preocupada por altos niveles de inseguridad

Al final de la tarde fue a sentarse en las sillitas que tenía en el porche de su casa. Veía hacia la plaza y precisó como cuatro sujetos interceptaron a un vecino que llegaba a bordo de una moto, pero pudo evadirlos sin confrontarlos.

Se carcajeó y la risa llegó a oídos de los busca pleito, quienes se acercaron a preguntar “¿de qué te ríes?” a lo que respondió con desparpajo, se sentía tranquilo en su casa, hasta que vio a los sujetos trepar la reja.

No esperó a verlos entrar, corrió a su casa y trancó las puertas para resguardarse. Los hombres golpearon las ventanas, rompieron los vidrios, y gritaban amenazas de muerte. El hombre salió por el patio y llamó a su vecino, ayudó a su esposa a saltar con su bebé, y después pasó él.

Una vez escondidos en casa de los vecinos llamaron a la policía, cuya estación está en el casco central de Motatán, y dispone de una sola patrulla. “De ahí a que llegaran cualquier cosa puede pasar” dijo una vecina.

El miedo no los pudo callar, gritaron para que se enterara toda la comunidad. No tenían armas, buscaron palos y machetes para enfrentar a los malhechores. Al menos diez hombres salieron en defensa de su gente, y cuando los busca pleito los vieron corrieron hacia su casa.

La vivienda presuntamente la alquilaron, aunque tenían tiempo residenciados en el lugar, pocos los conocían, eran señalados por hurtar y robar los bienes ajenos, por tener mala conducta. “Ahí lo que estaban era enconchados” añadió otra vecina.

Los hombres de la comunidad no les permitirían más abusos, rompieron también sus ventanas y entraron a la fuerza, allí encontraron las bombonas de gas y otros enseres que habían desaparecido de las casas de los vecinos.

Lea también-> Tata Peña: Habitantes de El Baño quemaron mi casa sin ninguna razón

“Agarraron a uno y le entraron a palo, pero después los otros tres llegaron y uno de ellos con un machete le dio a un muchacho de la comunidad, él se hizo el muerto para que lo dejaran quieto, y después se fueron, corrieron hacia la montaña y se escaparon” le dijeron a la policía cuando por fin llegó.

El muchacho de la comunidad que resultó herido está fuera de peligro, la cortada cerca de su cabeza fue superficial, a diferencia de los moretones que le quedaron al busca pleitos, a quien los vecinos obligaron a subir la patrulla.

Aunque pudieron regresar a sus casas y descansar, sanos y salvos, el susto por la arremetida y el enfrentamiento los dejó desconcertados, algunos piensan reforzar la seguridad de sus casas, y otros encomendarse a Dios. La exigencia es a las Fapet, la casilla policial está abandonada hace años y la zona los necesita.

Fuente: Diario de los Andes



Aquí puedes escribir tus comentarios. ¡No te vayas sin hacerlo!