Grave crisis laboral afecta al Central Azucarero Trujillo

Central Azucarero Trujillo. Foto Internet
Central Azucarero Trujillo. Foto Internet

Indignados y frustrados se encuentran todos los trabajadores del Central Azucarero Trujillo (CAT), antiguo Central Motatán, debido a la grave crisis laboral que afecta a esta factoría, como consecuencia de la incapacidad, ineficiencia e indolencia mostrada hasta ahora, por el presidente de la Corporación Venezolana Agrícola del Azúcar (CVA-Azúcar), Wilfredo Silva y el gerente de la citada empresa socialista, José Luis Rodríguez, respectivamente, para resolver los problemas que allí se presentan.

La denuncia la formula Henry Pereira, dirigente social y comunitario del municipio Motatán, quien manifiesta que el CAT no ha iniciado el proceso de refino del azúcar moscabado que se encuentra por toneladas en los depósitos, porque el payloader que es la máquina de recoger el producto para procesarlo en los molinos, se encuentra dañada.

Lo insólito

Lo insólito del caso es que según nos informaron, los directivos del CAT, pidieron ayuda al gobernador Henry Rangel Silva consistente en que enviara un payloader mientras se repara el del CAT, sin embargo, ayer de forma intempestiva dijo que no iba a ser posible este apoyo y que procedieran a alquiler esta maquinaria.

Se pregunta Henry Pereira: -Y no y que este es un gobierno es un solo gobierno, socialista, solidario y humanista. Dónde quedan las constantes prédicas del propio presidente Nicolás Maduro y del primer mandatario regional, referidas a impulsar y promover el desarrollo de la soberanía alimentaria, a través del incremento de la producción y productividad, a través de los denominados “rubros bandera”, como es el caso del azúcar.

Deudas laborales

Por su fuera poco, el CAT adeuda a sus trabajadores, más de 2 años de vacaciones, con el agravante que ni se las otorgan ni se las pagan, además deben seis dotaciones de uniformes (camisas, pantalones y botas), la higiene y seguridad industrial, brillan por su ausencia,

Es tan grave el problema, que en lo que va de los años 2014 al 2015, no se han podido realizar las reparaciones y el mantenimiento a los tachos, planta eléctrica, refinería para adecuar la empresa para el proceso de molienda que debió haber comenzado el pasado mes de enero.

También los cañicultores

Aunado a lo anterior, nos encontramos con que el CAT adeuda millones de bolívares a los cañicultores que arrimaron su producción a la factoría, lo que hace presagiar que la empresa solo podrá ejecutar este año, el refino de la moscabada.

Advierte Pereira que como van las cosas, pudiera ser posible que la CVA-Azúcar opte por lo más fácil, que es proceder a despedir a más de 600 humildes padres y madres que laboran en el CAT, quienes no estarían en capacidad de llevar el sustentos a sus familias, lo cual tendría un impacto catastrófico en lo económico y social, en el municipio Motatán, por ser esta empresa, la segunda en importancia en el estado Trujillo.

Gobernador, AN y CLET

Es necesario que el gobernador del estado Trujillo, Henry Rangel Silva, los diputados de la Asamblea Nacional (AN) y los legisladores del Consejo Legislativo del estado Trujillo (CLET), le metan la lupa a fondo a lo que sucede en el Central Trujillo, empresa que está sumida en una grave crisis por falta de criterio gerencial por parte de la CVA-Azúcar y la actual administración de la factoría, recomienda Henry Pereira

Fuente: Diario El Tiempo



Aquí puedes escribir tus comentarios. ¡No te vayas sin hacerlo!