Estadio “Guillermo Briceño” se quedó sin alumbrado por el hampa

Solo quedo el hueco donde iba la brequera. La comunidad exige presencia policia

Como el robo de sistemas eléctricos está de moda en Venezuela, el hampa no podía dejar por fuera al estadio de Motatán. La madrugada del pasado jueves, -aún no se sabe si fue uno o fueron varios irregulares los que actuaron en el hurto- desapareció la caja con la brequera principal de las torres de iluminación del “Guillermo Briceño”.

Los vecinos nada escucharon, nadie vio ni sabe nada. Lo único que está claro es que el artefacto que se llevó la delincuencia está valorado entre los 3 y los 5 millones de bolívares, por lo que el campo deportivo pasará un buen tiempo entre las tinieblas antes de que la alcaldía consiga uno nuevo.

El personal encargado del resguardo y mantenimiento del estadio, está sorprendido con la habilidad con la que se llevaron la caja, pues la carga eléctrica que utiliza el sistema es de 440 voltios, y los cables fueron picados con la mayor agilidad posible, tanto así que parece que se haya utilizado una herramienta especial para este tipo de delitos.

Diario El Tiempo


Aquí puedes escribir tus comentarios. ¡No te vayas sin hacerlo!