«

»

En calle Arriba de Motatán claman por mejor suministro de agua potable

Douglas Abreu

Los habitantes de la populosa calle Arriba de Motatán, cada día están más convencidos que al alcalde Elmer David Palma, le importa un bledo las precarias e infrahumanas condiciones de vida que padece la mayoría de familias que residen en dicho sector – al igual que el resto de comunidades del municipio – como consecuencia del pésimo funcionamiento de los servicios públicos, fundamentalmente, suministro de agua potable, aseo urbano y domiciliario, sistema eléctrico, alumbrado público, gas comunal, saneamiento ambiental, transporte público, inseguridad ciudadana, entre otras necesidades. Así lo hicieron saber los vecinos a quien suscribe esta nota y residente de dicho sector.

Drama por falta de agua potable
El drama que viven por semanas por la falta del vital líquido raya en la insensibilidad por parte de la municipalidad, los reiterados reclamos a los funcionarios se pierden en la indolente gestión que tiene a David Palma como su máxima expresión y que irradian orgullosos los funcionarios de confianza y responsables directos de garantizar su optimo funcionamiento, llámese Ingeniero municipal y/o coordinador de servicios públicos, quienes para desgracia de los motatanenses son un “monumento a la desidia”. Los vecinos están cansados de sugerir la solución y el personal encargado se ha puesto a disposición pero los “jefes de la Alcaldía” no le paran pelotas a sus reclamos, triste realidad.

Las familias de la calle Arriba sin agua potable y a oscuras

Las familias de la calle Arriba sin agua potable y a oscuras

Pésimo aseo urbano, alumbrado público y gas comunal
El servicio de aseo urbano y domiciliario, también presenta fallas y se incumple con los días que corresponde – lunes y jueves – sabemos que la escasez de repuestos, cauchos baterías ha influido, pero los planes de contingencia brillan por su ausencia. Sobre el sistema de alumbrado público, la alcaldía coloco y sustituyó lámparas y dejo por fuera los postes ubicados en la parte alta de la calle Arriba, por lo que se sienten discriminados. Se suma a esta tragedia social, que el gas comunal llega una vez a la cuaresma y precios inaccesibles., que en la mayoría de las veces las familias no cuentan con el dinero para adquirirlo, siendo paradójica esta situación en un país con las mayores reservas petroleras del mundo.

Consecuencias nefastas
A la responsabilidad por esta grave situación del amigo David Palma, lamentablemente la misma también recae sobre el consejo comunal “Caribean 2021”, por su pasividad, al igual que el silencio cómplice de los dirigentes del Psuv, para quienes estos problemas no existen, porque la defensa al régimen para ellos, está por encima del bienestar colectivo, y allí están las nefastas consecuencias escasez de alimentos, medicinas, hambre, miseria e inservibles servicios públicos. El pueblo paciente exige a las autoridades municipales, especialmente al burgomaestre, cumplir con sus obligaciones para lo cual fueron electos, no jueguen con esa paciencia porque sencillamente puede explotar. No permitan que eso ocurra.