«

»

Debe decretarse la EMERGENCIA en Motatán por el agua

Pasó lo que se temía y bastante que se le advirtió al alcalde Elmer David Palma, que el colapso del sistema del suministro de agua potable era inminente, pues la noche del pasado sábado –según informó el encargado de este servicio- el único pozo que estaba funcionando se dañó, con lo cual la parroquia Motatán en su totalidad se queda sin el vital líquido, lo que obliga a las autoridades gubernamentales, Alcaldía, Gobernación e Hidroandes a declarar por esta grave e insostenible situación en emergencia al municipio Motatán, lo cual tendrá todo el apoyo de los motatanenses sin distingos políticos porque sencillamente afecta a todos por igual.

En conversaciones que sostuvimos con el corregidor Elmer David Palma, le hicimos reiteradamente esa sugerencia, luego de haber acompañado junto al concejal Edicson Velásquez, el luchador social Alfredo Cedeño, al exdirector general Giovani Cordero y Silverio Marín a una inspección que hicieron al pozo que está ubicado en el sector La Caribean el pasado mes de noviembre cuando estábamos trabajando mancomunadamente Alcaldía-Concejo Municipal-Comunidad para resolver la falla -que aún persiste- para el sector calle Arriba, desde ese momento una vez conocida detalladamente la verdadera situación y condiciones de cada uno de los pozos, sumado a la grave crisis económica que incide en el alto costo de las reparaciones y adquisición de los equipos, fundamentalmente bombas y motores, que hacen difícil su adquisición y mantenimiento correctivo y preventivo.

Este es uno de los pozos ubicado en el sector La Caribean de Motatán

Este es uno de los pozos ubicado en el sector La Caribean de Motatán

Declarar la emergencia es inevitable, entre otras razones, porque la municipalidad no esta técnica y financieramente en capacidad de atender este servicio, cuyo sistema se viene instalando empírica e improvisadamente con la proliferación de pozos que está demostrado -por lo antes descrito- no son ni serán la solución definitiva dado el crecimiento poblacional.  En consecuencia para paliar la actual situación urge un efectivo plan alterno con camiones cisternas.

Razón por la cual, si verdaderamente piensan en el conglomerado, la emergencia debe ser decretada sin complejos, aceptando la realidad, dejar de pensar en el costo político que esta medida pueda representar, que es por lo visto lo que les preocupa, tanto al amigo Palma como a la empresa Hidroandes y al gobernador Henry Rangel Silva, quienes igual son responsables de esta situación y como tal deben ocuparse, no solo preocuparse y comprometerse –tal como en su oportunidad lo hizo el general Barrios Contreras, cuando se desempeñaba como director general de gobierno, y no cumplió con los motatanenses- como corresponde y es obligación de todo servidor público.

Decisión contradictoria

De allí que es contradictorio –con el respeto que me merece el alcalde Palma– que se esté hablando sobre la decisión tomada y la medida del cobro por el servicio de agua potable, con lo cual estamos de acuerdo, ya que todo servicio genera gastos y corresponde a los usuarios y/o contribuyentes costear a través de tasas e impuestos, pero por favor para ello los servicios deben funcionar en condiciones óptimas, y lamentablemente, este no es el caso, lo cual de persistir la medida sería una aberración por cobrar un servicio que no prestas, en términos jurídicos eso se llama estafa.

Son diez pozos

El sistema para el suministro de agua potable del municipio Motatán consta de 10 pozos, de los cuales 4 abastecen a la parroquia Motatán. En Jalisco opera solo el de San Miguel; y  Terrazas de Jalisco. En cuanto a la parroquia El Baño esta se surte de las aguas termales, incluyendo al sector Barrio Nuevo.

Extraído de Diario de los Andes