Aparecen muertos dos jóvenes de Jalisco en zona boscosa de Peraza

Rostros de ambos jóvenes estaban destrozados. Asesinados entre las montañas de Motatán-Peraza. Luis Javier Rangel (20). Juan Enrique Aguilar (16). A los familiares les avisó el trabajador de una hacienda

Un cuerpo yacía con los brazos extendidos a varios pasos del otro, que dejaron boca abajo, en la carretera Motatán-Peraza a un kilómetro aproximadamente del Peaje Peraza y el Punto de Control de la GNB.

Termina la calzada de la vía interna del sector Honda Grande y luego una angosta carretera de tierra y piedras conducía al lugar perfecto para abandonar cuerpos: entre montañas, sin testigos ni nada que lo impidiera.

Así el día lunes a las 2pm aproximadamente, encontraron los cadáveres de Juan Enrique Aguilar (16) y Luis Javier Rangel (20). Aunque presentaron heridas por arma de fuego parece que a los criminales no les bastó y destrozaron los cráneos y parte del rostro de ambos, a uno lo dejaron sin ojos.

Parranda

En Motatán estaban de fiesta el fin de semana, hubo “mucho alboroto” entre la parranda por el Día del Padre y la presencia de presuntos uniformados ejecutando procedimientos policiales. Entre una de esas actuaciones policiales, los familiares de Juan Enrique Aguilar (16) y Luis Javier Rangel (20) creen que se los llevaron detenidos y luego aparecieron muertos, puesto que presuntamente hubo amenazas de parte de funcionarios policiales de Motatán contra los jóvenes días atrás.

Lo último que supieron de los muchachos fue que salieron de sus casas en El Candelillo, adyacente a Terrazas de Jalisco en Motatán a las 8:30pm, “iban a beber” comentaron los dolientes, pero en la zona residencial hubo mucho movimiento policial y de otros cuerpos de seguridad, y después desaparecieron Juan y Luis y no supieron de su paradero hasta que un amigo de ambos que labora en una hacienda cercana se topó con los cuerpos en Honda Grande, los reconoció y llamó a las familias.

Ambos jóvenes eran compañeros en labores de albañilería, adicionalmente Luis Javier quien deja una hija, laboraba como mototaxista. Investigadores de homicidios acudieron a la escena del crimen y colectaron evidencias, en la unidad del Senamecf efectuaron el traslado hasta la morgue de Valera donde permanecen los cuerpos para la evaluación forense que se realizará hoy.

De corroborarse el asesinato de los jóvenes por asuntos personales con funcionarios, solo la ley deberá establecer las sanciones, es posible que los muchachos por razones por ahora desconocidas tuvieran algún enemigo que los mandó a ejecutar.

Atropellos

Los dolientes de ambos jóvenes indicaron a DLA que ellos fueron víctimas de venganza por parte de uniformados porque desde hace tiempo los estaban amenazando y fustigando. Entre tanto ambos estuvieron detenidos por robo y la hoja de vida de Luis Javier Rangel revela su participación en: porte u ocultamiento de arma de fuego, resistencia a la autoridad, ocultamiento de arma y robo genérico.

Fuente: Diario de los Andes



Aquí puedes escribir tus comentarios. ¡No te vayas sin hacerlo!